• joana644

NEGLIGENCIA DE UNA FARMACEUTICA. INDEMNIZACION DE 220.00€ A UNA MUJER POR LOS DAÑOS OCASIONADOS





El pasado 1 de septiembre de 2021, el Juzgado de Orihuela Nº2, reconoció por primera vez en España la responsabilidad de una farmacéutica por los graves perjuicios causados por un dispositivo contraceptivo y desplego la vía a muchas otras posibles reclamaciones.


La demandante, auxiliar de enfermería de profesión, demandó a la compañía por las molestias que la implantación del dispositivo le produjeron, entre ellas: decaimiento, fuertes cefaleas, calambres abdominales permanentes, reacciones alérgicas e incluso un embarazo no deseado. Todo ello, acompañado de 7 intervenciones que culminaron con la perdida de las trompas de Falopio, el útero, dispareunia, daños estéticos y psicológicos.


La defensa de la farmacéutica, alegó que el producto cumplía con las garantías de calidad exigidas, como probaba el certificado de la CE. Asimismo, tal y como acredita la resolución, la empresa alegó su irresponsabilidad basándose en ser “un mero distribuidor y no fabricante del producto”.


Sin embargo, el Juzgado ha entendido que las pruebas aportadas demuestran que el producto no contenía una guía-protocolo para realizar su extracción ni que explicara como se debía efectuar adecuadamente tal procedimiento. Del mismo modo, también se acredita la relación de causalidad entre la alergia al níquel, las molestias abdominales y la posición del dispositivo según confirma ecografía. A mayor abundamiento, la sentencia establece que la obtención de los correspondientes marcados de la “CE” facultan la comercialización del producto y la evitación de sanciones administrativas e incluso penales. No obstante, esto no imposibilita que un producto defraude las expectativas legítimas de seguridad y, si causa daños, deba responder el productor.


En consecuencia, el juez condenó a la farmacéutica a indemnizar con 220.000 euros a la mujer, tras confirmar la relación de causalidad entres los perjuicios padecidos por la demandante y el uso defectuoso del producto.


En conclusión, desde Marín Fonseca Abogados, trabajamos para estar al día de cuantas novedades o debates jurídicos se produzcan, pues nuestra mayor satisfacción, es ofrecer a nuestros clientes la mejor defensa posible de sus intereses. Para cualquier cuestión, de esta u otra índole, pueden ponerse en contacto con nosotros.