• Bufete

LAUDO ABRITRAL FAVORABLE EN EL ÁMBITO DE INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO DE GESTACIÓN SUBROGADA



Nos es grato comunicar un nuevo e importante logro de MARIN FONSECA ABOGADOS, dirigido por la Letrada especialista en esta materia, Joana Marín Fonseca, al haber conseguido ante el TRIBUNAL ARBITRAL DE BARCELONA, UNA RESOLUCIÓN DE CONTRATO DE GESTACIÓN SUBROGADA POR INCUMPLIMIENTO GRAVE POR PARTE DE LA AGENCIA DE GESTACIÓN SUBROGADA.


Se interpuso, en nombre de nuestros clientes, demanda contra la agencia por la que se ejercía la acción de nulidad del contrato y subsidiariamente, acción de resolución y reclamación de la devolución, en todo caso, del importe invertido, por incumplimiento de cláusulas contractuales.


Se tuvo por acreditado que el objeto del contrato era la obtención de la paternidad/maternidad de un hijo/a biológico mediante la técnica de la maternidad subrogada, en un plazo de 30 meses, puesto que eso era lo que prometía la agencia en sus reiterados folletos publicitarios, así como en sus primeras entrevistas, cuya finalidad última era la de captar clientes.


El procedimiento incluía escoger una clínica en el extranjero para llevar a cabo el proceso. Ya en el contrato, se hacía constar una clínica escogida en el extranjero con su respectivo precio para el programa contratado. Como anexo del contrato principal, constaba también otro firmado entre los demandantes y una empresa filial en el extranjero.


Durante todo el proceso de gestación, los demandantes presentaron reiteradas quejas por la falta de información y la lentitud con la que se seleccionaban las donantes de óvulos y a las gestantes, hasta que decidieron, después de casi tres años, y una vez vieron que no obtenían ningún resultado, instar el arbitraje a fin de que se reconociera la resolución del contrato y reclamar la devolución de todos los gastos que habían sufragado para esta finalidad. Todo ello teniendo en cuenta que en el contrato que firmaron nuestros clientes, se reflejaba de forma expresa que para el caso de cualquier divergencia se sometían al Tribunal Arbitral.


Siguiendo con el caso, la empresa filial del extranjero intentó alegar la falta de jurisdicción del Tribunal Arbitral de Barcelona para juzgar el asunto, pero, por la semejanza entre las cláusulas contractuales, y las declaraciones de los propios trabajadores de la agencia de gestación subrogada, se tuvo por acreditado que la empresa extranjera era y actuaba como filial de la empresa principal. Por lo que, en consecuencia, se declaró la extensión de los efectos del convenio arbitral por intervención en la ejecución del contrato principal.


Así fue posible conseguir ampliar nuestra instancia de arbitraje frente a la filial, suplicando que se declarara también la nulidad del acuerdo suscrito con ésta, y subsidiariamente, su resolución por incumplimiento total o sustancial del mismo.


Por nuestra parte, se acreditó que la finalidad del contrato no era la actividad prestada por la demandada, sino la obtención del resultado de dicha actividad (el nacimiento de un hijo), por lo que nos encontrábamos ante un CONTRATO DE OBRA y no de PRESTACIÓN DE SERVICIOS.


La garantía de éxito y de obtención del resultado pretendido, se hacía presente en los dos contratos, tanto en el principal como en el suscrito por la filial en el extranjero. Por tanto, no cabía duda de que se trataba de un contrato de obra, visto que la demandada se obligó a la obtención del resultado, y, en caso contrario, la devolución del dinero.


Por ello, con muy buen criterio, por parte del Tribunal Arbitral de Barcelona, se ha ESTIMADO la pretensión subsidiaria contenida, declarando la resolución del contrato suscrito por incumplimiento total y sustancial del mismo por parte de la sociedad demandada, con imposición de la devolución del importe invertido por los demandantes, los intereses legales devengados y las costas de arbitraje a la parte demandada.


Todo el equipo de Marín Fonseca Abogados, nos sentimos orgullosos de dicho logro, pues nuestros clientes han visto reconocido sus derechos, y la compensación por la frustración ocasionada por parte de la empresa demandada.


Desde Marín Fonseca Abogados, hemos acompañado y luchado por conseguir que se reflejara y reconociera el tesón de nuestros clientes por todo el recorrido y empeño en el procedimiento, y finalmente lo hemos conseguido.


Quedamos a vuestra disposición como siempre, sea por temas contractuales, o de cualquier otra índole, comprometiéndonos a acompañar, implicarnos y luchar durante todo el proceso con el fin de obtener un resultado exitoso; con la seguridad de que todo el equipo de este despacho dará lo mejor de sí para alcanzarlo.